Miércoles, 23 Noviembre 2016 20:58

LA DOBLE DISCRIMINACIÓN: VIOLENCIA DE GENERO Y DISCAPACIDAD / DIVERSIDAD FUNCIONAL

Written by 
Rate this item
(1 Vote)

Aprovecho que mañana es el día 25, Día Internacional contra la violencia de género, para que crear un poco de conciencia sobre la violencia de género en personas con discapacidad / diversidad funcional.

Si ya de por si las mujeres sufrimos diferentes ataques, abusos, discriminaciones y vivimos en una situación de vulnerabilidad, imaginaros si además tuvierais algún tipo de discapacidad/diversidad funcional. Imaginad si además esa mujer afectada por la violencia de género tiene discapacidad visual leve o severa y no puede ver a la persona que abusa de ella, o que es una mujer con una gravedad auditiva o de habla y no puede escuchar lo que le dicen, ni puede hablar ni gritar para pedir ayuda. Las mujeres que sufren algún tipo de discapacidad aún son mucho más vulnerables que las mujeres que no sufren ningún tipo de diversidad funcional. No sólo sufren la violencia de género por las personas de su entorno familiar, sino también por el entorno institucional.

Antes de seguir adelante tenemos que hacer un inciso para ajustarnos a la realidad y solidarizarnos con los hombres afectados por discapacidades que también son víctimas de malos tratos, aunque seguramente no tantos como nosotras, sobre todo en el terreno de los abusos sexuales al no ser mujeres, pero que sufren la discriminación de que sus casos de maltratos físicos y psicológicos –que seguramente padecen en un grado aproximado al nuestro- no sean tan denunciados ni publicitados, algo que resulta evidente después de realizar búsquedas de información sobre el tema en Internet y haber encontrado escasas referencias de malos tratos hacia personas con discapacidad del sexo masculino.

 

Ahora bien, ¿cómo pueden ellas denunciar ese maltrato, abuso, discriminación en la que viven cuando dependen de sus cuidadores y de su institución? Y una mujer con incapacidad de ver...¿a quién denuncia? Si esta mujer vive en una residencia no pude saber si ha sido alguna persona de su entorno familiar, o de su entorno institucional. Y una mujer que no puede hablar....¿a quién le cuenta lo que le está ocurriendo? ¿a una interprete? Para contárselo a una persona profesional necesita de alguien que medie, en un tema tan sensible como este, ¿es posible que lo haga? ¿Y una persona con discapacidad / diversidad mental? 

¿Sabéis las pocas veces que llegan a contarlo, el poco apoyo que consiguen del entorno? Muchas veces se les trata como locas, diciendo que se lo han inventado para llamar la atención. En muchos centros no hay profesionales que se dediquen a ayudar en esta temáticas a las personas con discapacidad / diversidad funcional.

Desde aquí aprovecho para hacer un llamamiento por una parte, que la sociedad se sensibilice de este fenómeno en este sector, y por otra parte, para que las instituciones promuevan campañas de prevención y de intervención en casos de violencia de género. Es un trabajo de tod@s. Queda claro que existe una necesidad social e institucional de trabajar en la promoción de la salud psicológica y emocional de las mujeres con discapacidad/diversidad funcional afectadas por la violencia de género. Pero no hay que olvidar que para que existan víctimas hacen falta de alguien que las victimice.

La violencia de género es un fenómeno psicosocial que afecta a TODAS las personas de la sociedad. No es un problema que afecte al ámbito privado. Al contrario, se manifiesta como el símbolo más brutal de la desigualdad existente en nuestra sociedad. Se trata de una violencia que se dirige sobre las mujeres por el hecho mismo de serlo, por ser consideradas por sus agresores, carentes de los derechos mínimos de libertad, respeto y capacidad de decisión.

Os invito a esta reflexión

“Mientras no me veas como posible cliente de tu empresa o tu producto, no pensarás si cumple o lo ofreces con criterios de accesibilidad; mientras no me veas como trabajadora, profesora o alumna no pensarás en puestos de enseñanza o de trabajo accesibles; mientras no me veas como ciudadana usuaria de la administración no harás accesibles tus servicios y lenguaje; mientras no me veas como potencial cargo público no serán accesibles parlamentos ni despachos; mientras no me veas como mujer no pensarás cómo REPERCUTEN EN ESTE SECTOR DE MUJERES LAS POLÍTICAS DE IGUALDAD NI EVALUARÁS LOS RIESGOS QUE TIENEN DE SUFRIR VIOLENCIA MACHISTA NI LA ACCESIBILIDAD A LOS SERVICIOS DE PREVENCIÓN Y ATENCIÓN DE LAS VÍCTIMAS, ni pensarás en hacer accesible una camilla de exploración ginecológica; mientras no me veas como madre no me incluirás como candidata a una adopción, ni en los medios de protección de los menores de una mujer con discapacidad víctima de violencia; mientras no me veas como persona con derechos de ciudadanía, no diseñaras entornos en los que pueda desarrollarme en igualdad ni tampoco servicios, instrumentos jurídicos o políticas que me protejan y defiendan”.

Capítulo a la “Toma de Conciencia”
Convención Internacional de los
Derechos de las Personas con Discapacidad

 

Aprovecho para teorizar sobre la violencia de género

Definición de la violencia de género, de maltrato y sus diferentes tipos.

Maltrato: “Consideramos el maltrato como una agresión contra la persona y sus derechos humanos fundamentales. De esta manera, el maltrato es cada ataque físico o psicológico que un ser humano, abusando de su posición de poder ejerce sobre otro”.

Violencia: La OMS define la violencia, en general, como “el uso deliberado de la fuerza física o el poder, ya sea en grado de amenaza o efectivo, contra uno mismo, otra persona o un grupo o comunidad, que cause o tenga muchas posibilidades de causar lesiones, muerte, daños psicológicos, trastornos del desarrollo o privaciones”,

Tipos de maltrato

Psíquicos: Son aquellas conductas o actos que producen sufrimiento o descalificación en la mujer. Incluye amenazas, obediencia, intentar que la víctima se crea culpable de cualquier problema, humillaciones, insultos, aislamiento, el control de salidas y entradas en casa, el tiempo de las mismas, la desvalorización...

Verbales: amenazas,amenazarla con la custodia de los/as hijos/as , acosarla verbalmente, decirle improperios, insultarla, esconderle el teléfono para que no se pueda comunicar con nadie, aislarla del entorno tanto del laboral como el familiar, controlar la forma de vestir y sus pertenencias, humillarla delante de más personas y dejarla en situación de humillación social...

Físicos: todo acto que pueda provocar de forma no accidental daño en el cuerpo de la mujer, tales como: agresiones físicas, empujones, quemarla con un cigarrillo, bofetadas, herirla con cualquier objeto bien sea un boli, un cuchillo, o cualquier arma blanca, estirarle del pelo... Esta conducta coloca a la mujer en verdaderas situaciones de peligro inminente, por lo que muchos de estos accidentes tienen su verdadero origen en una conducta por omisión.

Sexuales: relación sexual sin su consentimiento. Cuando un amigo, compañero o marido, fuerza a una mujer a mantener relaciones sexuales de forma forzada, se le considera violación.

Financieros: Utilización no autorizada, ilegal o inapropiada de fondos, propiedades, o recursos; como tomar sin permiso dinero, joyas, etc, falsificación de firmas, obligarle a firmar documentos o testamento, uso inapropiado de la tutela o curatela, ocupación del domicilio, etc.

Negligencia y abandono: Rechazo, negativa o fallo para iniciar, continuar o completar la atención de las necesidades de cuidado, ya sea voluntaria o involuntariamente, por parte de la persona responsable (de forma implícita o acordada) de su cuidado.

Obstinación diagnóstica: Realización de pruebas diagnósticas, para aumentar el conocimiento sobre la patología o situación clínica de un paciente, sin que se prevea que vaya a tener una posterior traducción en beneficios reales para el mismo.

Obstinación terapéutica: Utilización de medios desproporcionados para prolongar artificialmente la vida biológica de un paciente con enfermedad irreversible o terminal.

Maltrato farmacológico: Utilización inadecuada o desproporcionada de fármacos para la sedación o contención (camisa de fuerza química). En este grupo incluimos también la negación de un medicamento necesario.

Maltrato institucional: Cualquier legislación, programa, procedimiento, actuación u omisión procedente de los poderes públicos o privados, o derivados de la actuación individual del profesional de estos que conlleve abuso, negligencia o detrimento de salud, de la seguridad, del estado emocional o del estado de bienestar físico, o que los derechos de las personas mayores no sean respetados


Para que existan víctimas hace falta que alguien que las victimice, y una sociedad que no se responsabilice

 

#UnHombreDeVerdad #UnSociedadDeVerdad

Read 784 times Last modified on Jueves, 24 Noviembre 2016 10:30

Leave a comment

Make sure you enter the (*) required information where indicated. HTML code is not allowed.