Miércoles, 21 Septiembre 2016 11:37

Relaciones de pareja

Written by 
Rate this item
(1 Vote)

Viernes por la tarde, nos reunimos tres amigas, cada una con problemas en sus relaciones de pareja. Tres relaciones diferentes, una amiga con una relación abierta, otra amiga una relación formalizada entre su pareja y sus respectivos entornos, y otra pareja aún en proceso de construcción y deconstrucción.

Esa semana había tenido en terapia dos relaciones de parejas, ambas con un eje común: reproches y enfados continuos. También un chico adolescente que presentaba síntomas de ansiedad porque no podía separarse de su pareja ni un segundo, con mucho miedo al abandono, mucha inseguridad. Y otra adolescente que dejaba de arreglarse, de maquillarse y de salir con las amigas porque su novio no la dejaba hacer estas cosas.

Con todo esto pensé que seria importante escribir esta entrada en mi blog. Me sorprende mucho encontrarme jóvenes con problemas serios en sus relaciones de pareja.

La primera cuestión que viene a mi mente es ¿qué estamos haciendo como sociedad para que nuestros muchachcas/os tengan ya problemas graves en las relaciones de pareja? ¿Qué les inculcamos sobre qué son las relaciones de pareja y cómo tienen que ser? Poco a poco vamos a ver de qué estamos hablando.

¿Qué es una relación de pareja?

Conexión de carácter amoroso que se da entre dos personas. Con esta definición queda claro lo que es una relación y lo que es una pareja, pero ¿que es eso de carácter amoroso? ¿qué es eso del amor? Nos han inculcado los conceptos de amor romántico y hoy en día ya tiene muchas críticas este tipo de amor. Por otra parte existen muchas relaciones esporádicas que no entienden de amor, y muchas relaciones formales que tampoco han encontrado el amor.

¿Qué es el amor y que no es el amor?

Las primeras cuestiones que me surgen; ¿El amor puede ser posesivo? ¿El amor puede ser libre? ¿Hay vínculo entre dos personas si no hay amor y entonces ya no es relación de pareja? O por el contrario, ¿Puede existir un vínculo sin amor?

Primera definición de amor según la R.A.E (reconozco que me ha asustado un poco bastante): sentimiento intenso del ser humano que, partiendo de su propia insuficiencia, necesita y busca el encuentro y unión con otro ser. De verdad, ¿dice que somos personas insuficientes y que necesitamos de otra persona? Esto me recuerda a que no somos naranjas completas sino que somos medias naranjas y necesitamos de otra persona para ser personas completas. A mi este asunto me rechina muchísimo. No es necesario para nuestra existencia necesitar/depender de otra persona. Somos seres completos y nos podemos abastecer sin necesidad de depender de nadie. Es obvio que vivimos en sociedad, y existe la cooperación, el apoyo, la ayuda, y es verdad que existimos gracias al otro. Sin una mirada del otro nosotros no existimos, si nadie escucha nuestras palabras entonces no existen, pero ello no significa que el amor implique que seamos personas insuficientes que necesitemos/dependamos del otro. Y cuando la R.A.E habla de sentimiento intenso, ¿ habla de un sentimiento que no se puede controlar y llega a ser obsesivo?

La segunda definición que nos propone la R.A.E: sentimiento hacia otra persona que naturalmente nos atrae y que, procurando reciprocidad en el deseo de unión, nos completa, alegra y da energía para convivir, comunicarnos y crear. Esta definición está más cerca de ser una definición real y saludable para las personas. Una anotación que me parece interesante hacer con respecto a esta definición es que no habla de “exclusividad” en una relación, ni de posesión, ni de obsesión ni de dependencia. Habla de una unión que nos alegra y nos aporta energía para estar vinculados. ¿Cuántas relaciones amargas existen? ¿Cuántas relaciones nos quitan la energía, la ilusión, las ganas de vivir y las ganas de compartir? ¿Cuántas relaciones de parejas hay que no están basadas realmente en relaciones de amor entre dos?

Hasta ahora, resumiendo a grandes rasgos, para que exista una relación de pareja es necesaria la reciprocidad, el disfrute, la felicidad. Obviamente habrán obstáculos en el camino pero con ellos se va creando la relación y se va aprendiendo. Sin olvidar que una relación de pareja está basada en el amor entre dos seres completos.

¿Cuáles son las semillas que hacen florecer una relación/relación de pareja?

Primero el respeto. El respeto a los demás y a ti mism@. Si algo no nos gusta, no nos gusta, no hay más, no tenemos porque vivir cosas que no queremos vivir. Ni tampoco podemos hacer a los demás lo que no queremos que nos hagan a nosotros mismos. El respeto viene unido a las siguientes semillas:

Honestidad y responsabilidad: El respeto como la honestidad y la responsabilidad son valores indispensables para hacer posible un entendimiento, una comunicación, una convivencia, y son valores necesarios para construir una relación pues de ellos dependen la confianza.

Confianza: es sinónima a seguridad. Según Laurence Cornu, doctora en filosofía: “la confianza es una hipótesis sobre la conducta futura del otro. Es una actitud que concierne el futuro, en la medida en que este futuro depende de la acción de otro. Es una especie de apuesta que consiste en no inquietarse del no-control del otro y del tiempo”. La pérdida de confianza se debe a un agotamiento emocional, causado por la mala intención de la persona, que fomenta la incapacidad de cumplir con lo prometido de forma continuada en el tiempo. La confianza, por tanto, simplifica las relaciones personales y ayuda a entenderlas.

Libertad: No por tener una relación de pareja tenemos que dejar de ser nosotros mismos, no tenemos que guardar en un cajón nuestras metas, dejar que nuestras amistades formen parte del pasado y ya no puedan existir en este presente o en un futuro. Si nuestra relación de pareja es dependiente, como toda dependencia, ya es esclavitud, y la esclavitud nos ahoga, y nunca la esclavitud puede ser sinónimo de amor.

El respeto, la confianza, la honestidad, la responsabilidad, la comunicación, la libertad construye las relaciones y hace posible el amor. El amor romántico de una forma obsesiva, en el que sólo existe la relación de pareja, en el que sin él/ella ya no puedes respirar, en el que sientes que sin la otra persona se acaba el mundo, ya no es así. Podemos y debemos existir desde nuestra autonomía, y construir un nosotros sin perder nuestro yo.

Las relaciones de pareja desde un nosotros

Retomo aquí la oración famosa Gestálica de Fritz Perls:

“Yo soy yo y tu eres tu
Yo no estoy en este mundo para cumplir tus expectativas y,
Tu no estas en este mundo para cumplir las mías.
Tu eres tu y yo soy yo.
Si en algún momento o en algún punto nos encontramos,
y coincidimos, es hermoso.
Sino, pocas cosas tenemos que hacer juntos.
Tu eres tu y yo soy yo”

Es una frase que ha recibido numerosas críticas dada la naturaleza narcisista y egotista de Fritz Perls. Han surgido diferentes versiones dentro de la teoría gestalt más actualizadas, una es de Carmen Vázquez:

“Yo hago mis cosas y tú haces las tuyas.
En muchas de las cosas que hago, tú tienes mucho que ver,
Y en muchas de tus cosas yo he contribuido.
Yo puedo ser yo contigo mientras tú puedas ser tú conmigo.
Yo seré yo mientras tú seas tú;
Y aunque por casualidad nos hayamos encontrado,
Continuemos juntos o separados,
Nuestra vida nunca volverá a ser la misma ya que
Nuestro encuentro nos habrá enriquecido”.

En esta oración aparece la palabra “nosotros”, como en un yo también hay un tu, y en un tu hay un yo, pero el yo sigue existiendo y el tu también sigue existiendo, ni tu ni yo dejamos de existir, ni nuestras cosas, ni nuestras metas, ni nuestras aspiraciones ni nuestras necesidades personales. Y si llega el punto en el que nuestro encuentro llega a su fin, nos iremos con muchos aprendizajes, con muchas más riquezas, y nos podremos ir en paz, desde la calma y no desde el sufrimiento.

Yendo un poco más lejos Jean Marie escribe en su libro “manifestarse gracias al otro”

“Sin el otro, no se abre nada.
Sin el otro, no existe nada.
Sin el otro, el self no existe;
sin el otro, la expresión no existe;
sin el otro, no existe la palabra.”

El otro, las personas, nuestro entorno, nos permiten existir, como comentaba antes sin la mirada del otro nuestra existencia no se hace presente, sin unos oídos que nos escuchen nuestras palabras no tocan a nadie, no impactan, se las lleva el viento.

 

Estamos en una sociedad interdependiente, construyamos relaciones interdependientes

Read 2217 times Last modified on Jueves, 22 Septiembre 2016 08:29

Leave a comment

Make sure you enter the (*) required information where indicated. HTML code is not allowed.