Viernes, 01 Enero 2016 18:03

Síndrome de Peter Pan

Written by 
Rate this item
(0 votes)

Para empezar el año, escribo este artículo para hablar de la importancia de crecer y de avanzar en la vida. Pensando en los cambios, pensando en las novedades, en cómo sostener los miedos, como sostener las incertidumbres, me ha venido a la cabeza hablar del Síndrome de Peter Pan.

Síndrome de Peter Pan

Este término fue utilizado por el psicólogo Dan Kiley, para describir ciertos aspectos comunes a personas que no quieren dejar de ser niños, o personas que no pueden dejar de ser hijos para convertirse en padres. Es aplicado a pacientes del sexo masculino, que presentan una personalidad narcisista e inmadura. Mientras la persona crece, su percepción interna del yo, permanece intacta.

Este síndrome nace del estilo del vínculo que ha aprendido en sus primeras relaciones vitales. Depende del tipo de vínculo que haya habido en su infancia. Las personas tenemos necesidades vitales como dormir, comer, afecto; de adultos hemos aprendido a satisfacer estas necesidades, pero cuando venimos al mundo son los padres los que nos satisfacen estas necesidades ya que nosotros todavía no somos autónomos. Si estas necesidades no son cubiertas se crea una fijación, la persona no consigue salir de su etapa infantil. Se forman desde el nacimiento en un estilo de vínculo evitativo o dependiente.

El estilo evitativo impide que las personas que tienen esta forma de vincularse se comprometan en las relaciones, no crean relaciones afectivas fuertes, evitan el contacto y suelen padecer problemas de soledad y aislamiento. A veces nos encontramos con personas que tienen a su alrededor muchas personas pero en ningún han establecido una relación de intimidad, pueden ser personas que tienen muchos "colegas" pero pocas amistades reales profundas. Al no crear vínculos fuertes tampoco establecen relaciones de pareja duraderas y comprometidas. Van de aquí para allá, tienen relaciones esporádicas pero no se comprometen con ninguna persona.

El estilo dependiente son personas que no pueden sostenerse por sí misma, que no saben cuáles son sus necesidades y quieren ser cuidadas por los demás. No pueden hacerse cargo de sus propios sentimientos como tampoco los sentimientos de los demás. Son personas que tienen un gran miedo de sentirse abandonadas y tienen una gran necesidad de deseabilidad social, necesitan mucho de los afectos de los demás, de la valoración de los demás, que los demás les aporten seguridad, ya que ellos mismos no tienen esta valoración por sí mismos, tienen una autoestima baja y una gran inseguridad.

Características de los Peter Pan

  • Aunque las personas hayan llegado a una etapa adulta continúan comportándose como niños pequeños.
  • Sienten una gran necesidad de atención por parte de las personas que los rodean.
  • No toleran la frustración y su actitud es de una demanda constante, queriendo siempre recibir lo que quieren pero no dan ni hacen nada para los demás.
  • Viven centrados en sí misma y no se preocupan demasiado por lo que pasa a su alrededor. Son egocéntricos.
  • No son responsables de sus actos y tienden a culpar a los demás sobre las cosas que les pasan.
  • Están siempre excusándose incluso llegan a mentir para eludir responsabilidades.
  • Les atrae la juventud y tienen esta etapa idealizada
  • Tienen miedo a la soledad
  • Son personas inseguras y de baja autoestima.

Tratamiento desde la psicoterapia

El eje a seguir es dar apoyo a la persona para que pueda darse cuenta de lo que está viviendo y de qué obstáculos se encuentra para crecer y avanzar. Para ello utilizaremos nuestra relación terapéutica, para que pueda vivir en la terapia lo que vive fuera.

Concretamente desde la terapia Gestalt hablamos del concepto de EGOSTIMO. Este concepto hace referencia al mecanismo de interrupción de contacto que se creó en la experiencia en la frontera entre el organismo y el entorno. Lo que quiere decir es, un organismo (individuo, persona) tiene una necesidad que tiene que satisfacer, para ello tiene que ir al entorno (al medio en el que se encuentra) y ver qué posibilidades le ofrece, elegir una de ellas y asimilarla en su interior. Por ejemplo: yo necesito un abrazo (necesidad detectada), que me la puede dar una amiga, una pareja, un familiar (voy al entorno y veo las posibilidades que tengo), quiero un abrazo de Laia mi amiga que hace tiempo que no veo y los abrazos que ella mujer son muy cálidas, (he elegido la posibilidad del entorno que cubría mi necesidad), ahora es cuando m'aproxime a Laia para vivir esa abrazo. Aquí es donde se establece el contacto de mi necesidad con el entorno.

El egostismo lo que hace es que yo no viva esta última fase del contacto. Impide que me entregue a mi entorno y me nutra de él. Entonces me quedo aislada, y sin la experiencia. El egostimo se suele dar en las personas con un vínculo evitativo. Personas que no se abandonan a la experiencia, que no salen de su zona de confort, personas que tienen miedo de perderse en el otro, personas que evitan los vínculos por miedo a ser abandonados.

Las personas que sufren el síndrome de Peter Pan suelen utilizar el mecanismo de interrupción de la experiencia llamado EGOSTIMO. En terapia trataremos este mecanismo, y cómo poder reestructurar la experiencia del contacto, para que la persona pueda crecer y avanzar.

"En la vida tenemos que aprender a arriesgar, a vivir y a salir de nuestra zona de confort"

Read 3009 times Last modified on Viernes, 01 Enero 2016 18:06

Leave a comment

Make sure you enter the (*) required information where indicated. HTML code is not allowed.