Viernes, 20 Marzo 2015 11:49

La felicidad

Written by 
Rate this item
(0 votes)

Está claro para todos, que estamos viviendo una época socioeconómica limitada y desequilibrada. Desde hace años hasta la actualidad, nuestras preocupaciones para salir adelante en la vida han aumentado. Parece que hemos dejado de vivir y hemos pasado a sobrevivir. El entorno en el que a día de hoy nos encontramos, es difícil. Vivimos con más estrés, más angustia, más preocupaciones y esto hace que empecemos a sufrir y este sufrimiento viene reflejado en una serie de síntomas como desequilibrios en el sueño (insomnio y pesadillas) y desequilibrios en nuestras relaciones con los demás. Nuestra soledad empieza a ser mayor, tenemos menos personas que nos sostengan y todo esto , junto a una sociedad individualista, hace que se nos olvide divertirnos, vivir con alegría, con entusiasmo, con buena energía, al fin y al cabo, se nos olvida ser felices.

¿Qué es la felicidad?

Casualmente haciendo este artículo busqué la definición de felicidad en Real Academia de la lengua española. Y esta definición ha cambiando en su última edición. La definición anterior era esta: estado de ánimo que se complace en la posesión de un bien. Sólo leerlo me rechina bastante. Según esta definición sino tengo posesiones materiales no puedo ser feliz. Vaya, al contrario de lo que podía esperar!

Menos mal que en su última edición esta definición ha cambiado por esta: estado de grata satisfacción espiritual y física. No podemos conseguir un estado de felicidad solo con las cosas materiales, también necesitamos de las cosas espirituales, de nuestro interior, de nosotros mismos.

Agregaría que para ser felices necesitamos una satisfacción psicológica-emocional. Necesitamos estar a gusto con nosotros mismos, con los demás, necesitamos sentirnos queridos y querer a los demás. Las emociones / sensaciones relacionadas con la felicidad están hechas de: alegría, entusiasmo, tranquilidad, vitalidad, satisfacción, diversión, positivismo ... Por lo tanto, tendremos que incluir en nuestro día a día estas emociones.

¿Cómo ser felices?

No existe ninguna varita mágica. La felicidad nadie nos la puede regalar y tampoco la podemos comprar en ningún sitio. La felicidad la conseguimos por nosotros mismos, la fabricamos día a día con actividades y ejercicios que nos aproximan a ella.

Para ser felices tenemos que cogernos de la mano de la espontaneidad. Ella nos llevará a descubrir nuestra creatividad. Tenemos que dejar de lado todo lo que nos bloquea: preocupaciones, miedos, pensamientos de control, inquietudes, pesadillas ...

Ejercer en nosotros la acción de «soltar» aunque sean 10 minutos al día. Si lo hacemos de forma continuada, todos los días, nos iremos sintiendo con menos carga en nuestro día a día. Podremos disminuir todo el estrés diario, las emociones negativas, las preocupaciones..y durante unos minutos no existirá ningún problema en nuestra mente y podremos sentirnos en paz. Esto nos ayudará a ser un poco más felices.

Fluir en las tareas que hacemos, dejando a un lado los obstáculos que nuestra mente nos dice que hay. Del trabajo se puede disfrutar si soltamos todas las exigencias que nos ponemos nosotros mismos. También podemos disfrutar de todas las personas con las que nos encontramos en el día a día. Podemos aprender a relacionarnos desde una actitud más auténtica y espontánea. Si transmitimos a los demás felicidad ellos también nos alimentarán de la suya. Ya sabemos que las emociones son contagiosas, soltemos el rol de víctima (que está muy valorado por nuestra sociedad) y empecemos a ser felices. Cuando más felices seamos menos problemas atraeremos a nuestra vida.

Aproximación a la felicidad

Pensemos en todo lo que nos preocupa, los gastos de la casa, los problemas laborales, las frustraciones, las decepciones..a cada una de las preocupaciones que tenemos vamos a darle la forma de un tobogán. A veces tienen mucha cuesta, a veces parece que por mucho que subamos no llegamos nunca al final, a veces caemos, a veces nos hacemos daño ... ¿qué actitud tomamos? Podemos ofuscar nos y verlo todo imposible y estar todo el tiempo enfadados y cogernos de la mano del victimismo o coger una actitud más positiva que nos acerque a sentir felicidad a pesar de todos los dolores de cabeza. Hacer camino poco a poco sin pensar en lo que nos queda, pararse algún que otro momento y jugar con todo lo que tenemos a nuestro alrededor. Aprender a disfrutar de la subida y de todo aquello que nos encontramos por el camino.

La felicidad está en nuestras manos, la podemos conseguir siempre que queramos, para eso la tenemos que cuidar, sembrar, nutrir y compartirla.

 

Read 1828 times Last modified on Viernes, 20 Marzo 2015 11:50

Leave a comment

Make sure you enter the (*) required information where indicated. HTML code is not allowed.